Home          FLOTADOR DE CABEZA  Y  MÉTODO DE ADELGAZAMIENTO    device for to float
Se trata de un pequeño flotador circular adaptable al cuello de una persona. Es inflable y tiene forma de una U o herradura casi cerrada. Se coloca apoyando la zona de la mandibula inferior en el medio de la U y se ata la parte posterior para que el flotador no se salga. De este modo se consigue un estado de flotacion de cuasi-ingravidez muy agradable porque casi todo el cuerpo permanece sumergido y con libertad total de movimientos. Solo la cabeza queda fuera del agua. Es muy util para lo siguiente:

1) En adelgazamiento, porque es posible pasar largo tiempo sumergido con total comodidad y sin necesidad de realizar trabajo muscular. *El cuerpo quema calorias para mantener la temperatura corporal, por lo que es utilisimo en obesos con escasa movilidad o en personas que por alguna razon no pueden hacer mucha actividad fisica. Con el flotador de cabeza pueden descansar y hasta dormir en el agua y continuar adelgazando.

2) Es util tambien para aprender a nadar porque asegura la flotacion con libertad total de movimiento.

3) Puede tener utilidad militar o en la caza deportiva, en mar, lagos y rios, porque con este flotador de cabeza es posible desplazarse por el agua en absoluto silencio y ademas podria incorporarsele un camuflaje encima.

 

Método de adelgazamiento:

Autor : Farm. Miguel M. Alberdi   MN 9243 MP: 13879    e-mail: tap@fibertel.com.ar            

"Método de La Era de Hielo"

He bautizado mi método de adelgazamiento con el sugestivo nombre de "método de la era de hielo" porque tanto el análisis de causalidad de la enfermedad llamada "obesidad" como el tratamiento que propongo están relacionados con la era de hielo.

Resumen del análisis de causalidad de la obesidad: La gran mayoría de la población mundial actual desciende del hombre sobreviviente de la era de Hielo. Este hombre, que amaneció cuando los hielos comenzaron a retirarse, es esencialmente carnívoro; se alimentaba de animales de caza, peces, mariscos y algunas raíces. Es un hombre fuerte que logró sobrevivir gracias a que su genética se adaptó a esas duras condiciones de vida, con una bioquímica de síntesis de lípidos muy eficiente. La grasa corporal le proporcionaba la reserva energética adecuada para soportar los largos períodos de hambruna que lo acosaban, y además era y es un buen aislante térmico contra el frío. Este hombre, luego domesticó granos diversos con alto contenido en hidratos de carbono digeribles, y pudo en algunos sitios, crear civilizaciones merced al cultivo de los mismos y a la organización social que emergió necesariamente de las sociedades agrarias. La adaptación a este nuevo alimento constituido por harinas digeribles se hizo gradualmente hasta nuestros días, en los que casi todas las personas digieren sin problemas diversos hidratos de carbono. La incorporación de harinas en la dieta del hombre de la era de hielo produjo una economía energética en su metabolismo, con la consiguiente facilitación del des-balance entre calorías ingeridas y calorías gastadas, produciendo así en las primeras sociedades agrícolas, las primeras manifestaciones de esta enfermedad. Esto es porque los genes de adaptación al largo período glacial anterior no se perdieron y aún se expresan con variable intensidad en las distintas personas. Estos genes aún no se han identificado, pero es muy posible que en un futuro próximo se comprenda el mecanismo genético de la obesidad y pueda controlarse; aunque deberíamos empezar por combatir las causas "ambientales" de la enfermedad, es decir, las adicciones causadas por el bombardeo mediático invitando a probar nuevos sabores constantemente.

Mucho antes; hace más de 80.000 años, salió de África el hombre que dio origen a toda la especie humana. Este hombre fue poblando gradualmente todo el planeta no sólo por sus habilidades para la caza sino que además por haber logrado un notable desarrollo en los sentidos del gusto y el olfato. Esto le permitió encontrar diversos alimentos en la naturaleza. Nuestro sistema gustativo y olfativo son verdaderos detectores químicos ultrasensibles, pero es preciso señalar que esa sensibilidad también produce adicciones alimentarias. En efecto, hemos descubierto sabores que nos afectan tan intensamente, especialmente a los niños, que luego nos crean adicciones. Las mezclas de distintas grasas vegetales y animales con hidratos de carbono, especialmente con azúcares, crean sabores que en muchos casos son irresistibles. También diversas esencias aromáticas, al mezclarlas con un azúcar, se vuelven muy placenteras al gusto y al olfato. Estamos invadidos con millares de productos que presentan esas combinaciones químicas en los alimentos que a diario consumimos. Todos ellos son altamente adictivos porque contienen un elevado tenor en grasas y azúcares. *En una hamburguesa no es la carne el problema, sino la grasa y los hidratos de carbono del pan y los aderezos, incluyendo el azúcar del ketchup, lo que genera el sabor y la adicción. Las grandes empresas de alimentos intentan reacomodarse a la actual concientización de la población acerca de la adicción generada por estas mezclas y la obesidad resultante. Es así como ahora nos invaden también con compuestos "dietéticos". En el caso de los edulcorantes artificiales no calóricos, aunque evitan el consumo desmedido de azúcares, siguen manteniendo la adicción al "sabor dulce" y es la adicción lo que deberíamos tratar. En cuanto a los alimentos desgrasados y con fibras no absorbibles, es necesario cuidar mucho su elaboración para estar seguros de que no contienen sustancias perniciosas o contaminantes. Además, éstos últimos son muy caros. Es necesario también evitar alimentos elaborados con "grasas trans"  (papas fritas y otros de copetín), porque se acumulan en las arterias. Ya existen políticas para la eliminación de las grasas trans en los alimentos. Conviene suprimir las margarinas y la manteca.

El problema de la obesidad es alarmante en los países más desarrollados porque son los que más acceso tienen a estos productos, que para colmo se siguen inventando cada vez más con mejores sabores y aromas. El futuro; de seguir por este camino, será una sociedad obesa con una expectativa de vida inferior a la de nuestros padres, a pesar de los grandes avances de la medicina, debido a que hay muchas enfermedades asociadas con la obesidad que no podrán contenerse por múltiples factores.

Conclusión: La obesidad se produce por la acción de un conjunto de genes facilitadores y por la adicción a sabores que contienen hidratos de carbono y *grasas en su formulación. Es necesario y urgente entonces un programa mundial de reeducación alimentaria que involucre también a las fábricas de alimentos.

*(Se incluyen los aceites esenciales saborizantes.)

Resumen del Método de adelgazamiento: Cómo señalé anteriormente, la obesidad se ve muy facilitada por el consumo de hidratos de carbono, debido a que la mayoría de nosotros posee una eficiencia bioquímica muy alta en cuanto a la fabricación de reservas energéticas de grasa corporal, y los hidratos de carbono proporcionan un alto rendimiento calórico, superior al de la ingestión de carnes y grasas, sobre todo los de cadena corta o azúcares: sacarosa, fructosa, lactosa, etc. Además, si comparamos nuestro confortable estilo de vida con la del hombre de la era de hielo, notaremos inmediatamente que nosotros estamos "demasiado abrigados". El confort de la vida moderna facilita el desarrollo de la obesidad, porque tenemos excelentes abrigos (ropas, calefacción, casas térmicas, etc.) y porque por lo gral. hacemos pocos esfuerzos en nuestros trabajos debido a la automatización en todas las áreas. Por supuesto que hay factores psicológicos conductuales que también conspiran en contra del mantenimiento de un peso saludable, pero en la mayoría de los casos existe un círculo vicioso entre: gran ingesta calórica>abstinencia con depresión>gran ingesta calórica. Además, es posible que existan genes que predisponen al sedentarismo y a la voracidad alimenticia, como los hay "facilitadores" de diferentes comportamientos humanos. El método a desarrollar entonces será reproduciendo mínimamente algunas condiciones de la dura vida del hombre de la era de hielo. En él, los hidratos de carbono eran una excepción o rareza alimenticia dada solamente cuando conseguían algún fruto del bosque o encontraban algún hongo comestible.

Indicaciones:   1)Es necesario mantener una dieta de casi supresión total de hidratos de carbono. Se pueden admitir algunas galletitas en el desayuno y algo de dulce, pero es necesario minimizar el consumo de hidratos de carbono. 2) Realizar una inmersión en agua "fresca" (15ºC - 20ºC) de 40' a 60 minutos por día aproximadamente. Media hora es el mínimo de tiempo para conseguir buenos resultados porque el cuerpo tarda unos quince minutos en activarse y comenzar a quemar calorías aceleradamente. Las personas jóvenes podrán utilizar agua un poco más fría y conseguirán mejores resultados. *Es importante controlarse el corazón antes de empezar este método. La inmersión debe realizarse dejando sólo la cabeza afuera del agua. Por supuesto que si se hace algún tipo de gimnasia acuática es mejor, pero no es necesario, descansando en el agua también se adelgaza. * Es importante que no esté muy fría porque el buen resultado se logra con la larga permanencia. *En invierno se puede hacer en una bañera con agua fresca y en ambiente calefaccionado. 3) La dieta básica consistirá en pequeñísimas porciones de pescados y mariscos (lo más aconsejable); como también aves y carnes diversas, acompañadas con ensaladas diversas desprovistas de azúcares o almidón (nada de papas, batatas, remolachas, etc.). Se aceptan pequeñas porciones de quesos descremados y hasta 1 vaso de leche descremada por día. Conviene moderar el consumo de huevos por su alto contenido en colesterol, así como es aconsejable desgrasar las carnes. Hay pocas restricciones en los condimentos, con excepción de mayonesa y ketchup que deberán minimizarse, y también la sal, sobre todo si hay hipertensión. Se sugiere el aceite de oliva, con moderación, para cocinar o condimentar ensaladas. También se reducirá, sin suprimir, el consumo de frutas que son muy dulces. Bebidas: agua mineral y cualquier bebida dietética sin azúcar ni alcohol. *Es preciso moderar las bebidas con edulcorantes sintéticos o artificiales porque es necesario bajar el nivel de adicción al sabor dulce.

Consejos en la masticación: Un grave error muy frecuente es "tragar" los alimentos sin degustarlos lo suficiente. Especialmente en la ingestión de Hidratos de Carbono, que están severamente restringidos en este método, se aconseja dar pequeñísimos mordiscos de modo que pueda saciarse adecuadamente a los receptores gustativos y sea así más fácil esta limitación alimentaria. Por lo demás, es aconsejable que las porciones de carnes y verduras sean pequeñísimas, (como para un bebé), pero pueden ingerirse hasta tres veces por día.

Nota I: Este método garantiza buenos resultados y mejora la salud general del paciente. No requiere de ningún medicamento y no es negocio para nadie porque no hay nada para vender. La inmersión en agua "fresca" es la clave más importante de este método, porque además de quemar calorías, activa la circulación, redundando todo en una mejora sustancial en la salud del paciente al ir adelgazando efectivamente y mejorando su estado de ánimo. Es ideal para obesos de escasa movilidad porque se adelgaza por reacción metabólica al frío. *El cuerpo quema calorías para mantener la temperatura corporal. Las personas que pueden agregar un tiempo de gimnasia al método adelgazan más rápidamente. Para ellos, lo ideal es hacer su sesión de gimnasia primero y luego la inmersión. La activación diaria de la circulación mejora notablemente la salud general. No es sólo un método para adelgazar sino que es además un método terapéutico muy bueno. Para mantenimiento o para mejorar la salud recomiendo 1/2 hora diaria de inmersión en agua entre 10º C y 15º C. Es de esperar que este método, al mejorar la circulación tan eficientemente, pueda mejorar una multitud de disfunciones orgánicas, tales como la actividad endocrina, la actividad cardíaca con normalización de la presión arterial, mejoras en la visión, detención de la caída del cabello, mejoras en la actividad gastrointestinal. Todo esto es materia de investigación. Contraindicaciones: se recomienda suspender el tratamiento en casos de: hipertensión no controlada; resfrío y estados gripales o febriles.

Nota II: Actualmente muchos hacen lo contrario. Aplican calor al cuerpo desde el exterior, con diversos aparatos y en el sauna. Esto no sirve para nada. Lo único que logran es una deshidratación temporal. *No se deje engañar, si no se queman calorías no se adelgaza.

Nota III: Consulte a su médico.     

*Mandar opiniones a tap@farmakos.com y expresar si desea que se publique. Gracias.